Un hotel colombiano llamado Isla Guaca

screen_54fb0d5c9d21bb42_1610029614000
A 40 minutos en bote del puerto de El Peñol, está el Hotel Isla Guaca, un paraíso con flores, piscina y un embalse por navegar.

Ese jueves, a las 3:00 p.m. llegó, al puerto de El Peñol, en Antioquia, Mauricio, el capitán de la embarcación que tenía el objetivo de llevarnos hasta ese paraíso desconocido.

Estaba ahí sentado por Mónica, mi querida Mónica, que junto con sus hijos y sobrinas me invitó a aquel paseo.

Por fotos vi un lugar lindo, un lugar común, un hotel más. Pero qué equivocado estaba.

Estuve en Muju, Las Vegas, Portland, Spokane, Viña del Mar, muchas de las playas de Costa Rica, Oranjestad, Atitlán, Querétaro, Cartagena, Santa Marta, Toquilla, Manchester, entre otros lugares; pero cuando me vi frente a ese terreno -que realmente no es una isla- entendí el porqué es un destino exclusivo y tras un rapidísimo repaso mental descubrí que era único, jamás estuve en algo igual. (Ver vídeo)

La aventura comenzó bien cuando el chef, Jairo León, se apuntó a esbozar sus mejores recetas de cocteles y platos fuertes en el trayecto de 40 minutos a medio máquina por el Embalse El Peñol, pero se puso mejor cuando nos recibieron como en casa, cruzando por un puerto de madera añejada, subiendo escaleras en laja y llegando a un lobby pensado, con fuente de piedra y ambientado con arquitectura entre industrial o tipo loft y clásica.

Una vez admitidos, recorrimos los senderos a cielo abierto, adornados con plantas de tallos altos y flores coloridas y habitaciones de ladrillos, con chimeneas y baños amplios.

A ciencia cierta, la experiencia en Hotel Isla Guaca volvió ese lugar más mágico de lo que per se es.

Piscina climatizada, bar en la piscina, restaurante acogedor con cocina deliciosa, espacios para sentarse a disfrutar el concierto natural frente a las habitaciones, un puerto privado con terraza, playa artificial para hacer fogata, uso ilimitado de kayaks, posibilidad de capitanear el recorrido en lancha por el embalse, ver el sol apagarse al fondo del embalse, disfrutar el frío de la zona, entre otros extras le vuelven un paraíso.

Isla Guaca cuenta con cuatro tipo de habitaciones. Quizá, la más aventurera es la Tipi.

El conjunto semeja un glamping, con balcones perfilados hacia el oeste, especialmente, cómodos y románticos.

Aunque el hotel es para todo público, su mood se enfoca en parejas. Discreto, sereno, tranquilo, parsimonioso y súper -pero de verdad súper- acogedor.

El hospedaje está proyectando un crecimiento, se planea abrir una fonda y otras áreas para volverlo mucho más interactivo.

Si planea visitarlo tome nota que al momento en que fui no posee internet, así que deje todo el trabajo hecho antes de zarpar, vaya preparado con abrigo y entre dispuesto a desconectarse del mundo y conectarse con el paraíso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Chateemos
Hola. Cuénteme cómo puedo ayudarle.