Llegar a Corea y técnicamente no tener reserva

COREA 1
Parte de viajar es afrontar imprevistos. Uno de los que menos se esperan es llegar al otro lado del mundo y quedarse sin reserva. Así zafé.

43 horas de viaje, itinerario con dos escalas, una noche en el aeropuerto de San Francisco, recorrido de tres horas desde Seúl hasta Muju, llegar y técnicamente no tener reserva en el hotel.

Cruzar el Pacífico para ir a Asia genera un vericueto de emociones que en mi caso fue desde emoción pasando por la incertidumbre y concluyendo en deseo desesperado por dormir cuando se llega al hospedaje. 

En 2017, cuando estuve en Muju, Corea del Sur, tuve que emprender un camino larguísimo desde San José, Costa Rica; y al llegar a la recepción del hotel al otro lado del mundo, el anfitrión me recibió con: no apareces en la lista de reservas.

Túnel en carretera entre Seúl y Muju. Foto: Esteban Mora/RN

En ese momento, el frío que no hacía me tomó por completo, el instinto fue pensar que no había entendido. Quise convercerme que el acento coreano y mi aprendizaje del inglés estaban haciéndome pasar una mala pasada. y entonces pedí que me repitiera despacio.

-No apareces en la lista de reservas-, ratificó el recepcionista.

Un silencio rotundo tomó aquella recepción de techos altos con vidrios elegantes, ventales frontales que daban a una oscura y despejada Corea.

Aún, en pleno Siglo XXI el método que logró resolverme la vida fue una hoja impresa en La Calle de la Amargura, en San José.

En el lago del Taekwondowon hay figuras flotantes que cuentan la guerra de Corea. Foto: Esteban Mora/RN.

Aquel método centenario de llevar papel me permitió demostrarle al tipo delgado, ojos rasgados y piel muy blanca que sí tenía reserva. 

¿Qué pasó? No lo sé. Llamó a alguien, habló en su lengua natal, se rió y me entregó las llaves y todas las hojas de compromiso que le dan a los clientes para no robarse ni destruir nada.

Fue necesario ese mal momento para aprender que siempre debe llevarse la evidencia de reservas y tiquetes en físico como plan B. La tecnología falla.

Además, si viaja desde América -excepto Chile-, tome nota porque debe llevar adaptador para conectarse a la red eléctrica. De esto hablaremos en otro momento. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Chateemos
Hola. Cuénteme cómo puedo ayudarle.